22 junio, 2009

¿Qué hubieras hecho?


Todos/as recordamos el incidente que casi le cuesta la vida al profesor Jesús Neira por salir en defensa de una mujer a la que su pareja supuestamente estaba maltratando (digo supuestamente porque aún no conozco la sentencia del juez). La sociedad entera ha aplaudido su gesto y se ha alegrado de su recuperación. Esta mañana me ha venido a la cabeza este profesor.

Mientras estudiaba escuche los gritos de una mujer. Me asomé a la ventana y estaba gritándole a su hijo; en 30 segundos el chaval se llevo cuatro bofetadas “bien dadas” y varias perlas del tipo “subnormal” e “imbécil”. El chico ni se movía, casi ni lloraba y doy fe que las bofetadas sonaron muy contundentes.

Me pregunto si de haber estado en la calle hubiera sido capaz de decirle a esa mujer que no pegara a su hijo. ¿¿Y por qué una bofetada a un niño en mitad de la calle no me supone tanta sorpresa como el que alguien en la misma situación de una bofetada a una mujer; aún cuando, en principio, el niño es un ser más indefenso por tener menor edad que la mujer, que ya es una persona adulta capaz de tomar sus propias decisiones??.

¿Qué hubieras hecho tú?

- Avi -

7 comentarios:

Andresen dijo...

Probablemente no hubiera hecho nada en ningunos de los dos casos, pero concuerdo con que es mucho mas grave el segundo. Una mujer maltratada puede mudarse, o simplemente irse, para un niño es imposible.

W. dijo...

Para empezar hubiese gritado desde la ventana algun improperio a la mujer en cuestion con el mensaje que hay formas de tratar a un hijo...

pipe dijo...

Fantástico post. Es cierto que dar un par de bofetadas a un niño lo vemos como "normal". Deberiamos reflexionar sobre esta "normalidad".

Lola dijo...

No sé lo que hubiera hecho. Creo que en general la gente no se mete en el trato que los padres dan a los hijos (a no ser que, más que trato, sea agresión) porque tenemos el concepto de, equivocados o no, forma parte del proceso de educar, y no es que yo piense que una buena bofetada a tiempo.....
Recuerdo haber presenciado dos situaciones muy violentas para mi por el trato de una madre a su hijo. En una de ellas no hizo falta que nadie dijera nada, fue a la salida del cole, un niño recibió una sola bofetada pero con tan mala suerte que le reventó la nariz; la madre no sabía que hacerse al ver las consecuencias de su ira. En otra ocasión fueron sólo zarandeo y gritos, pero el niño lloraba y la madre se justificaba dando explicaciones a otra persona que les acompañaba.
En ambos casos me sentí fatal pensando en lo que sentirían esos niños, en que si era algo ocasional lo olvidarían pronto, pero cuando es algo que se repite puede que acaben pensando que realmente son malos y se lo merecen...con las consecuencias que eso puede tener en su futuro como adultos.
Un saludo. Lola.

- Avi - dijo...

La pregunta esta en si debiéramos meternos o no.

Lola dijo...

Si.

Lola dijo...

Si.