12 mayo, 2011

Desborda2.0

Anteayer leía en el blog de Fran Sánchez, el artículo "¿Está la población preparada para la e-salud?" (muy recomendable) y tras hacerlo decidí desde mi visión y experiencia 1.0 aportar un par de pinceladas al tema.

Llevo apenas unos meses en el ámbito de la e-salud o salud 2.0 y creo que el título del post resumen bastante bien el sentimiento que tengo respecto a este mundillo.


Mi concepto de 2.0


Es un concepto de participación basada en el uso de las nuevas tecnologías (aunque creo que podríamos utilizar ya el concepto sin nuevas tecnologías de por medio, dada la digitalización de la sociedad).


Recordemos tres "principios" básicos de la PARTICIPACIÓN: QUERER - PODER - SABER



QUERER: sigue habiendo personas reticentes a las nuevas tecnologías, supongo que por una mezcla de no saber ni poder



PODER: aquí el papel socioeconómico juega un papel que no debemos despreciar, o podríamos estar fomentando/creando nuevas desigualdades en salud.




SABER: para mí el principal obstáculo para que la e-salud sea realmente 2.0 (participativa), pues si no sólo podré participar en lo que los que saben decidan.




Partiendo de esta base, pienso en...



Capacitación en nuevas tecnologías (informática e internet)


Es necesaria una especie de "re-alfabetización" específica para el mundo 2.0

Si esperamos que la persona aprenda por si misma (buscando recursos, leyendo, probando programas...) en el momento en el que llegue a un nivel aceptable de formación, las cosas habrán quedado obsoletas, creando lo que creo ha venido a llamarse la "Brecha digital"



Adaptar Contenidos




Es otra cosa que considero importante.


Probablemente muchas personas quieran participar de un modo menos activo (no participar es una forma de hacerlo), sin tener un blog propio, simplemente leyendo lo que los demás comentan y dejando algún comentario.

Si se continúan utilizando tantisimas siglas (yo hay veces que tengo que buscar donde aparece alguna palabra en el tweet) y el volumen de información sigue siendo tan grande (he dejado de seguir gente porque retwitea todo y no le encuentra sentido a los mensajes privados) acabaremos minando la última pata que nos quedaba más o menos decente, el QUERER y acabaremos sintiéndonos







DESBORDA 2.0

1 comentario:

Fran Sánchez dijo...

Muchas gracias por tu mención, Alfonso.

Como bien dices, hace falta una formación reglada al respecto, no podemos dejarlo todo al autoaprendizaje y la buena voluntad de cada uno.

Pienso que esto debería enseñarse en las escuelas y universidades, pero son maquinarias lentas que no consiguen adaptarse adecuadamente a las nuevas necesidades.
Por ejemplo, ahora nos llenamos las bocas con las Escuelas 2.0 y pensamos que regalando ordenadores ya está todo hecho, pero nuestros profesores no han sido adecuadamente formados, así que... ¿cómo pretendemos que ellos formen a nuestros hijos?

Yo confío en que, al final, será la propia Comunidad (refiriéndome a la comunidad internauta) la que lo resuelva pues, al igual que un organismo vivo, se autoregula.

Como bien dice Jorge Juan Fernández en su libro (Las reglas de juego)... no es que la Escuela/Universidad tenga que estar en Internet... ¡es que Internet será la Escuela!