01 marzo, 2007

…Y acabaron ganando los buenos


Érase que se era un grupo de 11 valientes que comenzaban su rotatorio de pediatría bajo las órdenes de la incombustible Dra “Marazano”, arisca de entrada pero un portento de médico y de persona. Estos 11 valientes se repartieron en diversos servicios y quedaron en verse al día siguiente a las 12 para comenzar sus seminarios…. Y ahí comenzó su calvario.


Al día siguiente tras pasar la planta de hospitalización y disfrutar como un enano (nunca mejor dicho) me uni a los valientes para empezar lo que sería un mes de resistencia psicológica.
Tras esperar un buen rato apareció ….La Fuente….Satán…Beelzebub…el Acusador…el Enemigo…el Tentador…el Maligno…el Asesino desde el principio…el Padre de las mentiras…el Príncipe de este mundo….la Serpiente…Lucifer…Asmodeo…Lilita…el ángel de abismo….Abaddón…Apolyon….Luzbel…Mefistófeles…….encarnado en un cuerpo de mujer. El espíritu sordo, el espíritu mudo, el espíritu impuro…juntos en una persona…la “Dra Tinieblas”. Ella sería la que nos dirigiría los seminarios durante el mes de estancia en el servicio…parecía que iba a ser malo pero fue peor…


Partamos de la base de que TODO lo hacíamos mal. Así contestaras lo que contestaras, presentaras el caso que presentaras ella iba a encontrar algo que no supieras, algo que no habías preparado, algo que te hiciera sentir como lo que ella te consideraba…un alumnillo del tres al cuarto…que acababa teniendo la culpa de cosas como que el ordenador no funcionara o de que la señora de secretaría no nos quisiera dar la llave para abrir la puerta del seminario (nos debio ver cara de maleantes cuyo modus operandii era ir alli todos los dias durante 15 dias para el 16º robar el cañon....la ultima tactica de la mafia rusa y de los aluniceros)



….Pero no contaba con que se enfrentaba a los valientes, que aguantaban estoicamente el tener que preparar seminarios de una hora cuando el resto de compañeros de curso los tenian que presentar de veinte minutos, que se revisaban toda la bibliografía habida y por haber buscando información sobre la diarrea aguda, la infección del tracto urinario o las convulsiones febriles, que no se acobardaban ante la risa que le causaban nuestras respuestas, que con templanza aguantaban preparar seminarios extra sobre el equilibrio ácido-base…y un montón de cosas más que por mi salud mental prefiero no revivir.



Y llegó el día del examen y salieron las notas y “oh casualidad!” las notas de los valientes eran las más bajas de la clase con diferencia incluso había un suspenso (algo que nunca habia sucedido en la asignatura); pero ellos eran valientes y decidieron uno a uno ir a luchar contra la bestia mientras ella creía que la batalla había terminado y les había vencido. La revancha es un plato que se sirve frío, y digo revancha y no venganza porque solo buscábamos que se hiciera justicia y así fue, y asi lo dispuso "el lado claro de la fuerza"


Salieron las notas postreclamación y todo nuestro grupo tuvo un punto más…por mucho que a la gente le pese y haga comentarios malévolos sobre si es o no justo… Yo lo viví y …al final ganaron los buenos



Además de esta pequeña historia con final feliz añadir que mi compañera fue todo un descubrimiento y espero repetir rotatorio algún día con ella (una pena tenga novio jajajaja), que tunee mi bata y mi fonendo, que la pediatría hospitalaria es maravillosa (y mas con los tutores que me tocaron) y la neonatología puede ser horrorosa, que en urgencias o te mueves o te comen las enfermeras (aunque ellas se dediquen a crear follon y ruido de fondo exclusivamente), que gracias a la pediatría cogi una faringoamigdalitis brutal que hizo que me quedara en casa en nochevieja aun teniendo la entrada del cotillón comprada, que determinado personal sanitario no puede hacer las cosas en silencio y tienen que comentar en voz alta todo lo que van haciendo (para desgracia de la medico que intenta poner dos tubos de torax a un neonato que esta desaturando por neumotorax bilateral)



Para terminar una frase magistral de mi tutor de planta, no la dejo completa para que vayais dejando algún post con lo que creais que encaja en la tercera causa…”Recuerda en un neonato o en un lactante hay tres cosas que explican para las madres el 90% de las patologías…los dientes, los gases y ………”
> AVI <
PD: texto escrito en lenguaje neutro a posta ;)

2 comentarios:

Aradiah dijo...

Me alegro que finalmente se hiciese justicia, y tras aguantar a indeseables que se creen vivir entre los dioses, lograse imponerse ese "lado de la luz" frente al "lado oscuro"!
Perooooo...(siempre hay un pero)Las enfermeras ni os comemos, ni creamos follón (al menos no todas!) en mi experiencia, os sacamos de muchos marrones e intentamos ayudaros en lo que podemos, especialmente a los R pequeñas!!!Así que maaaaal Avi maaaaal! jeje!

- Avi - dijo...

Te voy a contratar para el hospital en el que haga la residencia!!!!
Creeme que no tengo para nada mal concepto de las enfermeras, es mas un verano sufrí en mis propias carnes el trato que algunos residentes dan a las enfermeras y busco siempre trabajar en equipo, pero en todos sitios cuecen habas y lo mismo que hay médicos incompetentes hasta decir basta, hay enfermeras que son para echarles de comer aparte, y creeme que en pediatría...ufff había para hacer un museo.
Gracias por tus post!! :D
Un saludo y no dejeis de echarnos cables (sobre todo de R1)!!!